• Barcelona: 93 119 03 41
  • Madrid: 91 000 20 43
  • Valencia: 96 112 03 17

El olfato no se va de vacaciones

Blog de Cuarto Sentido
  • El olfato no se va de vacaciones

    El olfato no se va de vacaciones

    Llega el final del día y por fin nos ponemos en posición horizontal, nuestros músculos descansan, nuestros ojos ya reposan y empezamos a relajarnos desconectando todos nuestros sentidos. Pero no somos conscientes de que no todos ellos duermen plácidamente sinó que continúan, afortunadamente para nuestra seguridad, bien despiertos. Es el caso del olfato, él nunca se va de vacaciones.

    Oler es algo tan intrínseco en nuestra vida que funciona sin que tengamos que pensar en ello, pero la realidad es que juega un papel muy muy importante en nuestro día a día. Hoy queremos contarte algunas curiosidades sobre el olfato que quizás no conozcas o que simplemente no te habías parado a pensar. Vamos allá:

    Hay personas que no pueden oler. Se llama anosmia
    Se sabe que hay alrededor de un 5% de personas que lo padecen en el planeta. Un fenómeno que puede resultar realmente molesto y devastador ya que eso implica que la comida no sabe a nada, no detectas si algo está en mal estado o el olor a quemado no te alerta del peligro. Piénsalo por unos segundos y entenderás lo realmente desagradable que puede ser. Tanto, que muchas de las personas que lo sufren tienden a atravesar depresiones y su salud mental se ve afectada.

    No, el gusto no trabaja solo
    En realidad, el sentido del gusto solamente puede identificar si algo es amargo, dulce, salado… el resto lo hacen un mix de señales que recibimos entre todos nuestros sentidos, donde el olfato coge un papel muy importante con un 80-90% del trabajo a su cargo.

    El olfato no descansa ni cuando dormimos
    Está siempre alerta, incluso puede llegar a despertarnos ya sea porque se incendia la casa o bien alguien está preparando café. Es nuestro mejor aliado para la supervivencia, nos alerta, nos hace huir o atacar, y eso mientras dormimos nos puede servir de mucho.

    Dime qué olfateas y te diré qué sueñas
    Está demostrado científicamente que lo que percibe nuestra nariz mientras dormimos puede interferir en que los sueños sean más o menos placenteros. Se han realizado estudios en los que unas personas se duermen oliendo a rosas y otras a huevo podrido y ¡al despertar los sueños entre unos y otros eran bastante diferentes! Así que quizás algo de aromaterapia para dormir puede favorecer mucho al descanso.

    Con la edad, perdemos olfato
    Aunque no existe la forma de medirlo como podemos hacerlo con la vista, a medida que vamos creciendo este sentido también se va deteriorando. No es algo preocupante, pero sí que puede hacer que no disfrutemos tanto de la comida, por ejemplo.

    Tu olor, tu identidad
    Todas las personas tienen su huella olfativa única e irrepetible en el mundo. Solamente hay una excepción: los gemelos idénticos que huelen exactamente igual. ¿Curioso, eh?

    El olfato se puede entrenar
    Una de las consecuencias más comunes de la Covid-19 es la pérdida del olfato. Pero como ya explicamos en una entrada hace un tiempo afortunadamente se puede entrenar. Te dejamos el enlace al artículo para que puedas conocer cómo entrenar de nuevo tu olfato.

    ¡Ay! Gracias, olfato, por aportarnos tantas cosas buenas en la vida, hacernos revivir cosas espléndidas y protegernos del peligro. Y, sobretodo, por seguir al pie del cañón mientras nosotros sí estamos de vacaciones.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.  |   Política de cookies   |   ACEPTAR